¿Piensas que tu niño tiene mucha energía, es intenso y persistente? No te preocupes no eres la única, y de hecho hay muchos niños que son así, pero que lamentablemente no sabemos como manejar y terminamos exigiéndoles demasiado (que no sean así) y teniendo una mala relación con ellos.

Aquí te vamos a dar unas características de cómo los puedes identificar y en los siguientes posts te compartir algunos consejos para hacer tu vida más fácil.

Hay un libro muy bueno, el cual me ayudo mucho a determinar estrategias para ayudar a mi niña que aunque es muy pequeña todavía, considero que tiene mucha energía, y me preocupa mucho poderle otorgar la disciplina adecuada para no doblegarla pero tampoco que crezca sin límites, pero para llegar a este punto es importante también saber reconocer sus características, pues es así como vamos a poder ayudarlos más. El libro se llama Raising your spirited children o en español Educando a tu hijo enérgico.

El libro lo puedes conseguir en Amazon Canada, Amazon Estados Unidos, Amazon España y Amazon México. (Vínculo afiliado, si lo compras por medio de este link nosotras recibimos una contribución que nos ayuda a seguir escribiendo y mantener este sitio).

¿Que significa enérgico?

Del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:

  • Que tiene energía

Otros diccionarios:

  • Que tiene o está hecho con energía, fuerza y decisión.

¿Qué es un niño enérgico?

El término enérgico es una palabra que describe a este tipo de niños sin tener que recurrir a adjetivos negativos como: difíciles, tercos, de carácter fuerte, etc. Dime a poco no suena más bonito decir que tienes un hijo con alta energía o enérgico, que un niño terco. Yo amo a mi nena, y tiene muuuchaaa energía, pero de ninguna forma quiero empezarla a catalogar como niña difícil, así que para mi el término enérgica es mucho mejor que cualquier otro.

Los niños enérgicos son aquellos niños que los vemos e inmediatamente pensamos en más; más intensos, más persistentes, más sensitivos, más perceptivos, y poco confortables con el cambio.

Es importante aclarar que todos los niños tienen estas características pero en los niños enérgicos estas características son sobresalientes.

Ser padres de niños enérgicos puede ser agotador, pero sin lugar a dudas si sabemos disfrutar su personalidad y su forma de ser podemos disfrutar al máximo estar con ellos y mejor aún disminuir los días “malos”.

Las características – Aprende a identificarlo

Cada niño enérgico es diferente y único, pero existen algunas características que son más comunes en ellos. Es posible que tu hijo no tenga todas las cinco características pero créeme que con que tenga algunas de ellas es más que suficiente para que tu lo consideres enérgico.

1. Intensidad

Los niños que son ruidosos y dramáticos son los más fáciles de detectar. Ellos son ruidosos cuando juegan, cuando se ríen, y hasta cuando están en la regadera.  Aunque también hay que decir que existen niños enérgicos que son más callados, sólo que éstos evalúan todas las situaciones antes de actuar y su energía esta más enfocada a lo interno que a lo externo.

El punto de esta característica es que las reacciones de los niños enérgicos es poderosa, es difícil que existan puntos medios con ellos, ellos no lloran calladamente ellos lo hacen gritando y llorando fuertemente; pueden pasar de un estado de ánimo a otro en segundos como por ejemplo entrar a un cuarto alegremente para salir de él en 30 segundos pero llorando o enojados. Cuando hace berrinches, aguas! porque éstos son intensos y duraderos.

2. Persistencia

Si el niño enérgico esta realizando una actividad que es importante para él, es muy probable que todo lo que esta a su alrededor desaparezca. Es decir, se enfocan y se concentran en su tarea hasta que puedan terminarla, y es muy difícil hacerlos cambiar de actividad.

3. Sensibilidad

Estos niños son muy conscientes y responden al menor indicio de ruido, olores, luces, texturas o cambios de humor. Se agobian rápidamente cuando están en una multitud por la cantidad de sensaciones que pueden percibir. Es muy probable que sea difícil ir con ellos a un centro comercial, un servicio religioso muy largo, carnaval o una reunión familiar donde haya mucha gente, pues tienden a perder el control.

4. Percepción

Es muy probable que si los mandas a hacer algo específico, por ejemplo ir a su cuarto a vestirse cuando los vayas a buscar probablemente están en algún lado diferente y ni siquiera han llegado a su cuarto, pues es muy fácil que se distraigan en el camino. Ellos notan todo, y quiero decir todo. Muchas veces se les acusa de no escuchar.

5.Adaptabilidad

Los niños enérgicos se siente incómodos con el cambio. No les gustan las sorpresas y no es fácil que cambien de una actividad a la otra rápidamente. Por ejemplo, si están esperando hot-dogs para comer y de repente se los quieres cambiar por salir a comer a un restaurant o algo parecido es muy probable que no les guste y que quieran sus hot-dogs.

La adaptación al cambio es un poco duro para ellos, por ejemplo terminar de jugar a determinada hora, el cambio de ropa en las diferentes estaciones, subir al coche o bajar del coche.

Ahora cada niño es único, la mayoría posee las características anteriores; pero las siguientes cuatro características no todos las poseen.

6. Regularidad

Es probable que algunos niños enérgicos no sean muy regulares y es difícil que se adapten a una rutina. Es decir son irregulares y no es muy fácil tener un horario con ellos.

7. Energía 

E necesario decir que no todos los niños enérgicos son activos físicamente, como brincando o escalando cosas, hay algunos que se mantienen ocupados desarmando cosas, explorando y creando proyectos, desde que se levantan hasta que finalmente cierran los ojos para dormir.

Aunque no lo creas y no le veas sentido, su energía esta focalizada, ellos siempre tienen un propósito.

Si no todos tienen una energía física muy alta, hay otros que la tienen pero que la podemos percibir más en la intensidad de sus movimientos o en su persistencia, pero si prestas bien atención verás que su nivel de energía es mucho más alto que de cualquier otro niño.

8. Primera reacción

Estos pequeños es común que su primera reacción sea de retirarse de la situación o abstenerse a participar. Por lo general cuando hay un situación que no les es familiar, como un lugar, una persona o algo nuevo se tienden a ir o a esconder detrás de su papá o mamá.

Es decir, necesitan un poco de tiempo para acostumbrarse a lo nuevo.

9. Humor 

Probablemente consideres que tu hijo es un niño serio, pero es más que algunos niños enérgicos son más analíticos y son mas meticulosos en sus experiencias. Les gusta ofrecer sugerencias para cambiar las cosas para que sean de acuerdo a lo que ellos consideran mejor.

NO ESTAS SÓLO

Si piensas que estas sólo o que tu hijo es poco común, no te desanimes existen muchos papás que tenemos hijos como lo descrito anteriormente, y lo único que nos queda es disfrutarlos al máximo y apoyarnos.

Quédate con nosotras y en los próximos posts te daremos algunos consejos para convivir con tu hijo enérgico y como disfrutarlo en cada momento.

Cuéntanos que te pareció el artículo y comparte con nosotros que es lo que hace tu hijo como niño enérgico.